Un nuevo desafío para GBU Social

hansPor Hans Gac, asesor Auxiliar para GBU Social

"Existe un hermoso ministerio que trabaja con niños y se llama OANSA, este ministerio realiza reuniones con niños de 6 a 12 años y consiste en juegos, lecciones bíblicas y memorización de versículos. Cuentan con manuales que son verdaderos discipulados a los niños.

"Personalmente he visto este ministerio en mi vida porque desde los 8 años que participé y durante todos esos años vi a muchos niños convertirse en grandes líderes en sus iglesias, fruto de este ministerio. Ahora OANSA está trabajando con World Vision que es una organización que atiende a niños en riesgo social ¡QUÉ MEJOR UNIÓN!

"El desafío es poder hacer un club OANSA en algún PDA de World Vision en Santiago. Para eso necesitamos voluntarios de GBU. Te invitamos a participar de esta reunión para que conozcas en detalle de qué trata todo esto."

Esto se realizará en la oficina de GBU Santiago: Valentín Leterier 1373 piso 9 oficina 903, Metro Moneda.

ico facebook Únete al evento en Facebook

Día 5, Semana de Oración 2014 - I

AvesFidelidad de Dios en nuestras necesidades

Durante esta semana hemos reflexionado sobre la fidelidad de Dios en muchos ámbitos. Hoy queremos recordar el sustento de nuestro Señor en nuestras necesidades diarias. Tal vez hay cosas de las cuales tenemos necesidad, por las cuales no tenemos tiempo, o no nos hacemos el tiempo de guardar nuestra comunión con Dios.

La comida, la ropa o los materiales para la universidad son cosas que sabemos que necesitamos, y si a veces no tenemos los recursos necesarios, más ansiosos estamos. Sin embargo, la Palabra de Dios nos ha mostrado que Él ya ha visto nuestras necesidades, las conoce y se preocupa por ellas (Mateo 6:25-34). 

Así mismo como en el versículo de esta Semana de Oración recordamos que Dios es fiel pero que nos ha llamado a una comunión con Cristo, en Mateo 6:33 vemos que buscar Su Reino es la primera necesidad en nuestras vidas. Las demás cosas, aquellas que nos preocupan diariamente y que ocupan nuestro tiempo y recursos vienen por añadidura. Por supuesto, no se trata de decir que confiamos en el sustento de Dios y no hacer nada, sino de que esto es la primera necesidad, aquellos que ocupe nuestro tiempo en primer lugar.

Oración: Señor, te damos gracias porque tú conoces nuestras necesidades, y sabemos que cuidas de nosotros así como de las aves. Ayúdanos a confiar en tu sustento y en tu protección, porque tu fidelidad es eterna y no nos deja. Enséñanos a buscar primeramente tu Reino, muéstranos tu voluntad en nuestras vidas, y que las necesidades cotidianas no nos quiten la bendición de disfrutar tu fidelidad.

Día 4, Semana de Oración 2014 - I

 

manosEl ayuno es una práctica milenaria, reconocida y practicada por varias religiones, que aparece mencionada muchas veces en la Biblia, que sin embargo en nuestro contexto tiene una mala reputación. Esto se debe a la mala imagen que tuvo en la Edad Media, cuando las excesivas prácticas ascéticas lo presentaban como una conducta tortuosa y autoflagelante. Pero también en nuestros días hay mucho prejuicio respecto del ayuno: se nos ha dicho que si no comemos nuestras comidas diarias estaríamos algo así como al borde de la muerte por inanición, u otra idea muy difundida es que satisfacer todo apetito humano es algo positivo. 

El ayuno en la Biblia se refiere a la abstención de alimentos (no del agua) con motivos espirituales, por tanto es distinto de la dieta (busca beneficios físicos o corporales) y la huelga de hambre (que busca atención y poder político). El alimento es el sustento del cuerpo, que lo mantiene y da energías para seguir adelante. Entonces, ¿por qué privarse del sustento? La clave es recordar quién es nuestro real sustento, nuestro pan de vida, nuestra fuente de vida eterna: Dios.

Hoy, te invitamos a ayunar, pero te proponemos una versión ampliada del ayuno: ¿Cuáles son las cosas en tu vida que consideras tu sustento? ¿Hay alguna substancia, persona o rutina que ocupe el lugar de Dios en tu vida?

Oración: Dios, te damos gracias por el regalo de tu sustento, perdónanos cuando hemos buscado consuelo o apoyo fuera de ti, queremos que el ayuno que hoy nos proponemos sea centrado en ti y en lo que has hecho por nosotros. En Cristo Jesús, el pan de vida.