Noticias Recientes

Un nuevo camino para el Experimento Marcos

Por Daisy Seguel

El Experimento Marcos es una de las herramientas de evangelismo del GBU que se realiza cada año y a lo largo de todo el país.
Consiste en una obra de teatro diferente en muchos sentidos: sin vestuario especial, sin escenario, sin guion y con 15 actores cuenta el evangelio de Marcos en 90 minutos.
Durante 6 semanas de preparación, los chicos que aceptan el desafío de participar como actores experimentan un encuentro con la vida de Jesús, sus dichos, enseñanzas y milagros comienzan a hacerse carne y más vívidos que nunca.
Para que el Experimento Marcos sea de bendición y siga cumpliendo el propósito por el cual se realiza, los encargados de dirigir y organizar esta tarea son una pieza clave para que este proyecto se lleve a cabo en los distintos sectores de GBU en Chile.
Karina Román fue encargada del Experimento Marcos a nivel nacional durante cuatro años desde el 2012, y este año dejó el cargo en manos de Daniel Clavería, estudiante de Ingeniería Mecánica en Universidad de Santiago, quien tendrá la misión de dirigir y darle un nuevo rumbo al EM.



¿Cómo llegaste a conocer El Experimento Marcos? ¿De qué manera crees tú que el EM te acercó a las Escrituras y a Jesús?

Karina: A fines del 2011 yo llevaba unos 5 meses disfrutando descubrir al Jesús de la Biblia. Empecé a participar con mi familia en una iglesia local y en las reuniones de núcleo de mi universidad, donde me invitaron al Campamento Nacional 2012 y me enteré que estaba la oportunidad de participar en una obra de teatro basada en el evangelio de Marcos.
Me inscribí bien entusiasmada, sin saber totalmente cómo sería, pero me pareció muy atractivo y oportuno. Así fue como leí ese evangelio completo por primera vez… y pensaba “¡Woow, de lo que me había perdido!¡ y haberlo tenido en mi estante tanto tiempo!” Estaba maravillada y hambrienta espiritualmente.
En febrero del 2012 participé como actriz extra en el primer equipo del Experimento Marcos. Yo estaba viviendo el poder de la Palabra de Dios en mi propia piel, entendía mejor el propósito de Dios con su Evangelio, estaba gravemente contagiada de la evangelización como estilo de vida, y lo mejor es que veía claramente mi necesidad permanente de ser re-evangelizada.
Parece de perogrullo, pero es verdad cuando decimos que “en cada Experimento Marcos Dios nos habla o nos marca”. A mí me sucede y la explicación es porque sus palabras son Vida, nos transforman.

Daniel: Para comenzar, la primera vez que oí de él [Experimento Marcos] fue cuando fui a visitar el núcleo de la UNAB de República a comienzos del 2012. Estaba Gustavo Sobarzo de visita y al terminar el núcleo dio el anuncio de esta obra de teatro. Me causó curiosidad y no entendía muy bien, no podía imaginar claramente un escenario circular, con los actores moviéndose de un lado a otro entremedio de los espectadores. Luego de eso no supe del EM hasta unos meses después, en donde lo logré ver.
Aquella vez se hizo en la PUC de San Joaquín y fue genial ver cómo el evangelio cobraba vida mediante actores que no eran profesionales, sin ningún implemento especial, y en esa misma sencillez te podías maravillar y reflexionar en cada uno de los eventos de Marcos.
Cuando actuamos los/as chicos/as de Santiago Poniente fue muy especial para mí por muchos motivos. Primero, porque actuamos la directiva de Poniente casi completa, permitiendo estrechar aún más los lazos como grupo. Segundo, porque había mucha gente cercana en ese entonces en el elenco apoyando la realización del EM. Desde ahí que, cada vez que está la oportunidad de poder participar en la obra, trato de estar ahí en algún elenco, ya que es siempre una forma de volver al Jesús de la Biblia releyendo el evangelio de Marcos, de plantearse nuevamente la meta de tener tu tiempo con el Señor todos los días, una ocasión de volver a las raíces y ver cómo está tu vida con Dios, de ver nuevamente nuevos detalles.


¿Qué significó para ti asumir esta responsabilidad en la coordinación nacional del Experimento Marcos?

Karina: Para mí era un desafío y un llamado a rendirme constantemente ante el Señor, porque es muy heavy que de repente llegaran correos que yo revisaba desde un lugar común y corriente, y venían, por ejemplo, de los extremos del país, de universidades que no conocía, de líderes de iglesias, de Brasil, de Alemania, de Argentina, de Perú, Bolivia, México… a veces pensaba “¿cómo? ¡se equivocaron! ¡yo soy súper indigna... no puedo coordinar mi vida y voy a coordinar y aconsejar para iniciar el EM hasta en otros países!” Pero sí, todo esto servía para reafirmar que Dios quiere glorificarse en lo vil, en lo débil del mundo.
Formé amistades muy sinceras gracias a coordinar el Experimento Marcos, practiqué otros idiomas, pude viajar a Brasil por primera vez para facilitar el primer EM en Sao Paulo en julio del 2014, y este año, en febrero, pude facilitar el EFODEM (encuentro de formación de directores de El EM) en Lima, Perú. Ambas fueron invitaciones llenas de gracia, de mucho aprendizaje, pero realmente todo el período (oficialmente del 2013 al 2016 más el tiempo alrededor de la coordinación) ha sido pura gracia sobre gracia. Siempre descubrí o redescubrí algo de Jesús a través del Experimento Marcos y se enriqueció mi cosmovisión cristiana. No podría hacer más que agradecer y recomendarlo.

Daniel: Para mí significa seguir aprendiendo a depender del Señor. Él es el verdadero responsable de todo y que yo soy un simple instrumento en sus manos. Sí, es muy cliché, pero la verdad es esa, uno nunca termina de aprender a depender totalmente de Dios. Suelo ser muy estructurado en algunas cosas, pero Dios quiere muchas veces que no sea tan cuadrado, o tan ciego en algunas cosas que no esté considerando, por lo que espero que Él sea el que guíe mis pasos en aquellas decisiones a tomar.
Veo cómo el Señor muchas veces usa a las personas menos indicadas y menos preparadas para asumir distintos desafíos, lo he visto como claro ejemplo en el GBU, y todo para que Él sea glorificado por sobre todo, mostrándonos que Él es el que hace la obra y no nosotros (claramente si sabemos depender de su poder soberano y providencia), he vivido ambos polos, cuando uno depende de él y como cuando uno no depende de él, por lo que espero seguir teniendo eso claro, que de Él es la obra en este periodo que me toca esta gran responsabilidad.
En el transcurso de cinco meses desde que estoy con esta responsabilidad, ha cambiado bastante para mí el significado de asumir la coordinación del EM y espero que siga cambiando para mejor a lo largo del año. En general siento que aún estoy descubriendo el potencial que tiene esta herramienta, así también hay varias ideas que trajo Karina de su viaje del EFODEM de Perú, con lo que espero, si Dios permite, poder adaptar mejor la obra a nuestro contexto chileno, y ver la manera de cómo generar más impacto. Por lo que para mí tengo el deber que la obra siga teniendo vida, no pierda su esencia, que no se convierta en una obra más y sea usada adecuadamente.



¿Cómo viviste el traspaso de liderazgo en la coordinación de El Experimento Marcos?

Karina: Lo viví con “sentimientos encontrados”. Estaba feliz y verdaderamente aliviada por encontrar un sucesor que buscaba desde hace unos 2 años y, a la vez, abandonar un puesto de tanta bendición, me producía nostalgia.
En especial, digo aliviada porque el 2016 estaba siendo un año difícil para mí en el ámbito académico y no estaba dedicando al Experimento Marcos lo que años anteriores podía dedicar. Lo más latente era que Dios tenía el control absoluto porque yo estaba menos pendiente, casi orando solamente, lejos de hacer mucha “propaganda” al EM seguían apareciendo solicitudes, demandas de información, equipos que surgían, y eso… en un chilenismo, ¡era muy bacán, quedaba sólo darle la gloria a Dios!
Por otro lado, lo que más me gustó de proponer a Dani fue que ésta era una iniciativa de estudiante a estudiante (claro, confirmada por Gustavo Sobarzo como Secretario General), así entendí por experiencia propia que cuando el Señor nos va capacitando en un puesto, incluye el traspaso del mismo. Por eso me sentí muy contenta de infundir confianza a mi amigo y recordarle que el mayor coordinador de todas las cosas es Dios mismo, no nosotros que mejor dicho administramos sus bienes.
La forma en que Dani tomó la decisión también fue muy sabia, me pidió un tiempo, e iba haciéndome preguntas que yo nunca hice cuando acepté el cargo. Esto me causaba real alegría porque los contextos eran diferentes cuando yo asumí el rol. Cuando yo comencé (noviembre del 2012), se habían realizado 22 presentaciones en Chile, contábamos con 10 directores solamente y unas 1100 personas habían visto el EM; a la fecha en que Dani entró como Coordinador, ya se habían realizado 82 presentaciones, contábamos con 54 directores formados y ¡6000 personas habían sido espectadoras de esta obra teatral! Al ser consciente de esta realidad, antes de que asumiera el puesto le di mi palabra a Dani, sobre no “desaparecerme” una vez que él se hiciera cargo. Yo estaría apoyando, pero dándole el espacio seguro que se necesita para tomar el lugar y el ritmo. Hasta ahora estoy y quiero estar para resolver las preguntas en que pueda ayudar, y sobre todo estar orando por él, para que disfrute el rol sin estresarse demasiado. Y, a la vez, voy viendo los resultados de su liderazgo, me alegro y doy gloria al Señor porque me guió muy bien al escogerlo como el Coordinador siguiente, no tengo dudas de que es y será de bendición para el GBUCh y para las iglesias con quienes estreche lazos.

Daniel: Fue extraño, en esa ocasión estaba pasando un proceso distinto en mi vida de cristiano, podríamos decir que quería tomarme un “descanso” con muchas cosas que estaban pasando a mi alrededor, principalmente en lo eclesiástico y en el área de la misión estudiantil, ya que la salud de mi hermano no ha sido buena en este tiempo y me ha demandado muchas fuerzas y ánimo. Así que el año 2016 trataba de no involucrarme mucho en lo relacionado con esas áreas, vi como el Señor trataba con mi vida en ese tiempo y pude descansar en cierta manera. Al tiempo después Kari me comunica que está buscando un sucesor y que me había considerado a mí en ser el nuevo coordinador del Experimento Marcos. Me alegró la noticia, quería decir sí de inmediato, pero quería meditarlo bien, así que le pedí un tiempo, para ver los pro y los contra que pudiese tener. Así que en ese tiempo le pasaba haciendo todas las preguntas que se me ocurrían. Luego de eso y de analizar oportunidades y amenazas que veía en ese momento, de orar y buscar del Señor en mi tiempo devocional, decidí aceptar la responsabilidad. Tiempo después pude tener instancias de preparación con Kari en conjunto con Gustavo Sobarzo. Me orientaron y me sugirieron varias cosas administrativas como coordinador, también enseñándome a ser director, ya que en ese momento no estaba capacitado.
Este traspaso de liderazgo a diferencias de otros fue muy distinto y significativo para mí. Algo que me llamó la atención y que muchas veces pasa es que al momento del traspaso muchas personas al terminar su periodo se desligan de todo, llegando a desaparecer o perder los lazos o el seguimiento. En este caso no ha sido así. Cada vez que tengo dudas con algo sé que puedo contar con Kari o con Gustavo y preguntarles las cosas o pedirles ayuda al respecto y sé que me ayudarán, quizás ya no son el/la Coordinador Nacional, pero si son en cierta medida el/la “Coordinador/a Consejero/a”.


¿Qué se viene de nuevo con el Experimento Marcos este año?

Daniel: La verdad, si no hubiese sido porque el Señor permitió que estuviera el evento “Sin Límites”, o si no hubiesen ocurrido los acontecimientos que se vivieron en la producción de esa obra, simplemente esta pregunta hubiese estado en blanco, o hubiese contestado muy dudoso con un “no sé”, ya que estaría preguntándome ¿qué se le puede agregar de nuevo al EM? si ya tiene su estructura, ya sea por aprendizaje, a cómo se dirige, etc. ¿Qué se le puede hacer de nuevo?
Claramente estaba muy ciego y en una zona de confort, no veía las problemáticas clásicas que tiene esta herramienta, que son los típicos requerimientos que debe tener el EM para su realización. En este caso, en muchas universidades se ha tenido que cancelar la obra debido a que no había sala disponible que cumpliera los requisitos o simplemente las autoridades de las casas de estudios no prestaban la sala, pero ¿qué tal si lo hacemos afuera? ¿Si usamos micrófonos y parlantes en el patio de la universidad? ¿Qué tal hacer una intervención artística con el Experimento Marcos?
Definitivamente mucha gente se acercaría a ver, otros pasarían de largo, pero alcanzarían a escuchar una porción del mensaje que Jesús tiene para ellos. ¿Por qué no? así que este tema está pendiente para conversarlo con Andrew Page, el creador de esta obra, el cual cedió los derechos para que GBUCH logrará realizarla en Chile. Queremos esperar la aprobación de él para seguir avanzando en lo que estamos pensando hacer, por lo que les pido que estén orando.
Por otro lado, está la situación de que la obra normalmente termina captando gente cristiana, normalmente personas del mismo movimiento, pero con la nula presencia de gente no cristiana. Lo cual nos lleva a preguntarnos, ¿qué estamos haciendo mal? ¿estamos realmente invitando a nuestro amigos no creyentes?, ¿la publicidad está siendo efectiva?, ¿conozco realmente qué es lo que busca y lucha mi comunidad universitaria? Jesús, a través de lo que predica mediante el evangelio de Marcos, ¿responde a sus dudas y luchas? Por mi parte lo que se puede mejorar es en la parte de publicidad, saber “vender” y publicitar esta obra mostrando que Jesús puede ser una respuesta a lo que están buscando, así que espero muy pronto mejorar esta área. También orientar y capacitar productores que son los que se llevan principalmente esta pega. El resto de la responsabilidad se lo llevan los asistentes a la obra, llevando a una persona inconversa, para que el Espíritu haga lo suyo en esa persona.
En resumen, está en mi corazón el hecho de adaptar el EM en lugares abiertos. Y que mejoremos en la publicidad para que llegue gente no cristiana.


"Reunir, ser y hacer discípulos"
Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net